Construir una escuela

 

La construcción de una escuela es un proceso relativamente sencillo cuando se ha recaudado los fondos necesarios. La construcción total de una escuela dura entre 1 y 3 meses. La construcción se hace conjuntamente con nuestros colaboradores en Guatemala, el proyecto PEILE, que hasta la fecha han construido 68 escuelas.

La construcción de la escuela en 3 etapas:



sanjose_01a_300x237Primera etapa: La sabiduría local es la base
En la primera fase de la construcción recibimos una solicitud para una nueva escuela en una aldea. Si la aldea reúne una serie de requisitos, entre otros el estar autorizados a dirigir una escuela o tener un solar o terreno apropiado en la zona, comenzamos el estudio del proyecto. El estudio de la viabilidad del proyecto se hace conjuntamente a través de la participación de los habitantes del pueblo junto con expertos que elaborarán el estudio de las condiciones sociales y económicas del lugar.

Hay muchos aspectos específicos de la vida del lugar a tener en cuenta, como por ejemplo las festividades que tengan lugar en esta aldea, detalle importante por ejemplo para evitar comenzar la construcción de la escuela en un día festivo.

Es también importante conocer los conflictos concretos del lugar, para así saber cuáles serán las ventajas y los inconvenientes a los que nos enfrentamos desde el principio. El estudio busca también prever las necesidades que pueda haber en un futuro en la aldea y así los posibles proyectos que desarrolle la escuela.

El punto clave del estudio es que los habitantes de la comunidad relatan cual es su realidad y qué ven como posibles soluciones. Es de esta base que armamos un proyecto.

Una vez que la solicitud esté aprobada llega la segunda fase de la construcción de la escuela.

Segunda etapa: Participación activa y responsabilidad localsanjose_03_300x200
En la segunda fase se decide un comité local que se responsabiliza de la construcción de la escuela.

Este comité se encargará, entre otras cosas, de proveer un alojamiento para los albañiles mientras trabajan en la construcción, de que los materiales sean los adecuados y estén en buen estado, o de que los padres de la aldea tengan un puesto de trabajo. El comité trabaja de forma voluntaria, al igual que el resto de las personas de la aldea.

Conjunto con el coordinador de PEILE, Alirio, se hace un plan de trabajo para medir la cantidad de tiempo y cómo se desarrollará la construcción de la escuela, qué materiales son necesarios, etc. Alirio media los acuerdos entre proveedores y transportistas de los materiales. El comité es también un nexo de unión entre PEILE y las escuelas antes, durante y tras la construcción.


construction_01_200x300Tercera etapa: Un mes de trabajo duro compartido por todos los habitantes de la aldea
El trabajo de construcción comienza con un pequeño acto ritual o simbólico, en el que los habitantes de la aldea participan de la colocación de la primera piedra el día después de la llegada del material.

Es necesario un trabajo duro con la tierra que se realiza a mano, en un total de 12 horas de jornada laboral. Los albañiles viven en la aldea y trabajan 14 días seguidos. Su jornada laboral comienza a las 5:30 de la mañana con la planificación del día, mientras que la jornada laboral de los habitantes de la aldea comienza a las 6.

Durante todo el proceso hay un comité encargado de que se cumplan los acuerdos y horarios. Lleva aproximadamente un mes y medio la construcción completa de una escuela. Cuando la escuela está lista se hace una fiesta de inauguración para deleite y disfrute de todo el pueblo.

Por último, PEILE elabora un informe del proceso para Building Communities.

 

En Facebook.com puedes ver vídeos y un álbum de fotos de la construcción de la última escuela en San Marcos, Guatemala.